Registrado en Safe Creative

jueves, 18 de enero de 2018

UN ATROPELLO INCALIFICABLE

Transcribo la noticia publicada por el Diario El Tiempo el 10 de enero:

Pérdida del patrimonio en el Cementerio local

"Tras la caída del paredón perimetral en el sector denominado “de los disidentes”, desde el municipio se comenzaron a realizar tareas de “mejoras” que generaron en realidad un mayor daño al lugar.
Días pasados, desde este medio, dábamos cuenta de la caída de un sector del paredón perimetral del cementerio local. Más precisamente la pared del sector al que se lo denomina “de los disidentes”, lindante a la calle Arenales y Pringles. El derrumbe, se había producido por la caída de una rama de gran porte que originó la destrucción y generó además la rotura de un vehículo que estaba estacionado en el lugar, por suerte, sin lamentar ningún otro tipo de daño.
En la ocasión, el vecino damnificado, señaló a El Tiempo que con anterioridad ya había reclamado que se podaran los árboles del sector, se sacaran plantas secas y se acomodara la medianera. Pero no obtuvo ninguna tipo de respuesta favorable por parte del municipio.
Los trabajos realizados por el área de Servicios Públicos, que arrasaron con el denominado “Cementerio de los disidentes”.

Sobre llovido, mojado
Luego de lo acontecido, desde el municipio, se comenzaron con los “trabajos”, según lo expresado en el parte de prensa municipal, consistentes “en retirar árboles que revisten peligro de caída… Se trata de pinos que tienen entre 70 y 90 años de antigüedad ubicados sobre calle Arenales, en el sector lateral de la necrópolis que se extiende entre Sarmiento y Tandil. Asimismo –se señalaba-, se comenzará con la restitución de 20 metros de paredón”.  Dicha tarea, según se especificó es llevada a cabo “por personal municipal del área de Servicios Públicos”. 
Sin ningún tipo de conocimiento, coordinación, ni respeto, las tareas se han realizado descuidando totalmente el patrimonio y la memoria que dicho lugar guarda.
Recorriendo el sector, se puede apreciar como las plantas que han sido “mutiladas” han “destruido” lápidas, ornamentaciones e imágenes, dejando el sector devastado en una tarea incomprensible y que indigna. No se ha tomado ningún tipo de resguardo, ni cuidados, no se ha respetado la memoria de quienes allí descansan, ni el sentir de los familiares y mucho menos valorado el acervo que dicho sitio representa en la historia de nuestra comunidad.
Como señala el dicho popular “Sobre llovido, mojado”, manifestado aquello que no venía bien y acaba por ponerse peor.
Cabe señalar también, que con anterioridad a esta situación, el lugar presentaba unas muy precarias condiciones de mantenimiento y una falta de cuidado del patrimonio tangible e intangible.  Asimismo, se sumaron hechos de vandalismo y la utilización del predio por las denominadas tribus urbanas, sin haberse contado con la intervención del Estado y el compromiso de los vecinos en ningún momento.

Cementerio de los Disidentes 
Este sector estaba destinado a los entierros de las personas extranjeras, principalmente alemanes, irlandeses e ingleses, que profesaban credos considerados ajenos a los judeocristianos, destacándose en su mayoría, protestantes, anglicanos, luteranos y una notable filiación masónica que se ve reflejada en el diseño de algunas lapidas.  Asimismo, se puede observar una minoría de suicidas, a los cuales  no se les permitía ingresar al sector principal de la necrópolis debido a condenación de esta conducta por parte de la doctrina cristiana.  Por lo expuesto a dicho sector se lo denomina “Cementerio de los Disidentes”.

En el libro de Actas Municipal, número 3  se encuentra el documento que narra la concreción de este sector, según lo dispuesto a fojas 102, en la sesión del 16 de abril de 1880, donde se solicita el acondicionamiento de un predio para ser utilizado como cementerio no católico."


LAS IMÁGENES LO DICEN TODO



Fotos de Nacho Correa para "El Tiempo"








Fotos de la Dra. Silvia Irene Carrasquero



Luego de este atropello, se publicaron en el matutino local dos cartas de lectores, que también reproduzco seguidamente:

"Dos lectores de EL TIEMPO se expresaron mediante sendas cartas, sobre el estado del cementerio de disidentes, reflejado en una nota publicada el pasado 10 de enero. MARTÍN LABORDA
Señor Director: 
Me dio mucha pena leer en la edición de ese matutino del día miércoles 10 de enero, relacionada con los daños sufridos por el Cementerio de Disidentes de Azul.
Hace un año y medio estuve Azul  y fui honrado con una visita guiada al Cementerio Municipal local dada por un historiador local.
Lo más interesante de la visita fue el Cementerio Disidente/Británico. Fue como entrar a un cementerio de un pueblo en alguna parte de Gran Bretaña, con antiguas lápidas, algunas recordando a los primeros inmigrantes británicos de Azul y aledaños.
Hago votos para que la Municipalidad de Azul reconstruya rápidamente el muro perimetral y que restaure las tumbas dañadas. Sería una pena que una parte tan especial de la historia de Azul se pierda.
El siguiente es un link a una página que menciona el Cementerio Disidente/Británico en cuestión: http://www.argbrit.org/azul/AzulCem.htm

Harry J. Charap
Adrogué, Pcia. de Bs. As. 
________________________________________
Señor Director: 
A través de la noticia publicada en vuestro matutino el pasado 10 de enero bajo el título “Pérdida del patrimonio en el cementerio disidente de Azul”, se da cuenta de las tareas que se han realizado en el mismo (retiro de árboles que presentarían peligro de caída, y reparación del paredón que da a la calle Arenales), haciendo referencia a la forma en que estas tareas se están realizando, descuidando la memoria y el respeto que dicho lugar debería guardar.
Vale recordar que el cementerio de los disidentes forma parte del patrimonio cultural religioso de la ciudad, y resulta uno de los pocos existentes en el país con estas características. Motivo de esta importancia, el cementerio figura en diversos trabajos publicados: “Monumentos a  los británicos de la zona de Azul”.  http://www.argbrit.org/azul/AzulCem.htm , Rev. Jeremy Howat, agosto de 2007; con quien colaboré tomando las fotografías y transcribiendo algunos textos (el Reverendo Howat estudia la emigración de habla inglesa de los siglos XIX y XX hacia Argentina y Uruguay);  blog “Documentos para la historia de la Masonería en Azul, Pcia. de Bs. As.” (Enrique Rodríguez, 2014), y ha sido visitado por historiadores y escritores, lo que marcan la trascendencia de este sitio como referente de la historia regional.
Como descendiente de la familia Barnes-Maugham cuyos restos descansan en este cementerio, me siento apenada por lo que está ocurriendo. La extracción de árboles argumentando su edad, no puede ser la excusa conociendo que estas especies perduran por cientos de años y pueden ser mantenidas y/o conducidas para que no resulten un problema. Su reemplazo por ejemplares nuevos sería el modo de remediar en parte lo ejecutado.
Las tareas que demanden la reparación y puesta en valor deben ser bienvenidas, pero las mismas deberán ser realizadas respetando la historia, la memoria y el patrimonio que el lugar requiere, y ser realizadas con el cuidado y resguardo necesario para que el lugar mantenga su valor a través del tiempo.
Miriam Massolo
DNI 11480927"

Por mi parte, publiqué en mi página personal de Facebook un comentario acerca del desaprensivo accionar de la Municipalidad. Allí me preguntaba si a alguien se le ocurrió dar intervención previa a las Direcciones de Cultura y Turismo y Medio Ambiente.
Viene al caso recordar que hace unos cuantos años, al leer en el diario un kilométrico aviso de página completa mediante el cual se citaba a distintos deudos, pude observar que se planeaba enviar a fosa común los restos de algunas de las víctimas de Mateo Banks. Comuniqué esta circunstancia a la entonces presidente de la Biblioteca Ronco, Sra. Marta Rolón y a la Vicepresidente Morena Carús. Gracias a nuestra intervención pudo evitarse semejante atropello. Lo cito como una prueba más de la ignorancia y negligencia culpable de quienes tienen a su cargo la necrópolis local, que hoy se encuentra en total estado de abandono. 

Entre las autorizadas opiniones que motivó ese post, citaré el de la Directora del Museo Squirru, Lic. Sandra Adam:

"Esto es terrible, cuando lo vi no hace más de diez días sentí un atropello hacia la memoria de nuestros abuelos, de nuestra historia, de nuestro patrimonio !!!! Es desidia,  es una profunda falta de respeto hacia cultos y creencias de algo que nos humaniza como es la trascendencia. Estas tumbas que hoy destruyeron sin ninguna advertencia tienen deudos que hoy están dolidos e indignados como la mayoría de los azuleños que amamos a nuestro pueblo porque lo conocemos y lo sentimos, y nos duele en el alma este tipo de decisiones de políticos mediocres de origen foráneo, en su mayoría, que no les interesa nuestra ciudad porque ni siquiera conocen su historia, su gente y su patrimonio. La ignorancia los determina. 
Yo sé que lo que no se conoce no se puede amar. Pero en esta ocasión nos provocaron una agónica herida que requiere explicaciones y reparaciones urgente!".

Y el Licenciado en Turismo Andrés Arrazola expresó lo siguiente:

"Los sitios culturales y naturales forman el entorno del que los seres humanos dependen psicológica, religiosa, educacional y económicamente. Su destrucción, e incluso su deterioro, será perjudicial para la supervivencia de nuestra identidad, nuestro país y nuestro planeta. Tenemos la responsabilidad de preservar estos sitios para las futuras generaciones”. Compromiso con el Patrimonio Mundial, Foro Juvenil del Patrimonio Mundial, Bergen (Noruega)

“El mundo se mueve a un ritmo tan acelerado que la mayoría de las personas irrumpió en el siglo XXI olvidando sus orígenes. Debiera ser al revés. Deberíamos valorizar nuestras raíces y nuestra cultura, y utilizarlas como cimientos para construir nuestro futuro”. Recomendaciones de estudiantes en el Foro Juvenil del Patrimonio Mundial, Pekín (China).

La Antropóloga Adam y el director del Archivo Vicente Porro, Sr. Gabriel Eilers,  dieron una nota a "El Tiempo", la que puede leerse en este link:




lunes, 4 de diciembre de 2017

TRESCIENTOS AÑOS DE MASONERÍA ORGANIZADA

Comparto gustosamente y agradezco las profundas reflexiones del Maestro Masón Juan María Martínez Leanes, integrante de la Logia Rectitud Nº 24 de Concordia, provincia de Entre Ríos, recordando tan significativo acontecimiento para la Orden.



"Concordia 3 de Diciembre de 2017

Por una propuesta de Enrique Rodríguez a quien conocí por intermedio del Blog que lleva adelante desde el año 2014 contando y graficando la historia de la Masonería y de la Logia Estrella del Sud Nº25, de escribir un artículo sobre los 300 años de la Masonería Universal es que me dispongo a llevar adelante este desafío.

Inicialmente este trabajo está abocado a los festejos que se realizaron el 24 de Junio de este año por los tres siglos del nacimiento formal de la Gran Logia de Inglaterra. Ahora bien, me parece un ámbito propicio y de mayor profundidad para comprender el verdadero origen de la Masonería, su propósito como institución y su interrelación con la sociedad en los tiempos que tocan vivir.

Comencemos por la Masonería en sí. Los masones (albañiles) de la antigüedad eran los encargados de llevar adelante la construcción de las catedrales y palacios de los reyes y monarcas de Europa.

Era un gremio en este caso de constructores, que se reunían en logias en el cuales se conversaba sobre el Arte Real de la construcción y llevaban adelante la transmisión de conocimientos del oficio. En ese entonces el conocimiento en sí, era un arma de poder y se encargaban que el acceso al mismo sea celosamente protegido.

A mediados del siglo XVI comienza en Alemania lo que se llamó “La Reforma” encabezada por Lutero y con ella la disminución considerable en trabajo para estos masones que construían edificaciones dedicadas a la Gloria de Dios. Así transcurrieron los años hasta que a mediados del siglo XVII las logias empezaron a permitir el ingreso a las mismas no solo de constructores sino de comerciantes y gente distinguida. Esto se debió a que las logias habían comenzado un derrotero en la cantidad de integrantes por la falta de trabajo.

Como dijimos en el comienzo del artículo, estos masones operativos (albañiles) tomaron la determinación en el siglo XVIII (1717) con los albores de la corriente iluminista que trajo ideas nuevas y transformadoras a europea, de fundar la Gran Logia de Inglaterra, la cual sería la encargada de aglutinar a todas las logias dispersas por Europa.

Como segunda característica de la transición y diría que primordial fue el paso de ser masones “operativos” a masones “especulativos”.

Esto quiere decir que pasaron de construir templos materiales para los dioses a construir el propio templo interior de cada uno. Tomando de las herramientas que utilizaban para la construcción, como por ejemplo la escuadra, el compás, la plomada, la regla, el mazo y el cincel, como herramientas simbólicas para transmitir conocimientos filosóficos, éticos y morales a través del método llamado simbolismo.

Hombres preocupados por su perfeccionamiento interior, por la libertad de culto, por el desarrollo intelectual y la fraternidad, esos eran los nuevos masones que desde ese entonces hasta la actualidad trabajaron y trabajan incansablemente en la lucha por pulir su propia piedra bruta y luchar en forma denostada contra las tiranías.

Tal fue el crecimiento de la Masonería dentro de la sociedad y la nobleza que la Iglesia Católica puso su mirada en ella. La Masonería llevaba adelante el propósito de un Estado Laico, dejando librado a la conciencia de cada individuo la creencia en un ser superior.

Esto fue la gota que rebalsó el vaso para la Iglesia Católica, ya que tal propósito lo que hacía era cercenar las bases de su institución, teniendo en cuenta que en ese entonces la Iglesia y el Estado eran lo mismo.

Por tal motivo el Papa Clemente XII promulga la BULA“IN EMINENTE” en el año 1738, en la cual condena a toda persona que integre la Masonería o a cualquier Institución o ciudadano que tenga relación con la Orden. Dicha bula tuvo sucesivas encíclicas que reafirmaban su posición hasta nuestros días.

Se podría decir que la Masonería es una institución filantrópica, filosófica, progresista, adogmática y fundada en un profundo arraigo de fraternidad. Su objetivo es la búsqueda de la verdad, analizando diferentes aspectos del ser humano como los filosóficos, la ciencia y el arte.

Transmite sus enseñanzas con alegorías tradicionales tomadas de la albañilería medieval.

De todas esas características enumeradas líneas arriba, el dogma fue también un motivo de distanciamiento con la Iglesia católica ya que los masones no reconocemos validos los dogmas, dado que son un limitante en la capacidad de progreso del ser humano.

Mirando la Masonería en nuestra historia Argentina reciente podemos mencionar el rol inicial que cumplió la Logia Independencia presidida por Julián Álvarez, la cual se fundó en el año 1795 en Buenos Aires y donde fue el lugar de inicio masónico de Manuel Belgrano y Juan José Castelli. Luego de esta, en el año 1804 la Logia San Juan de Jerusalén se instaló con el férreo propósito de lograr la liberación del Virreinato del Rio de la Plata y determinar su autonomía.

A la vista está el trabajo incansable de los masones de la época, ya que el 25 de Mayo de 1810 se conforma la Primera Junta, en la cual eran todos masones (Cornelio Saavedra, Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Manuel Alberti, Domingo Matheu y Juan Larrea) menos Miguel de Azcuénaga quien no perteneció a la Orden.

Pasados los años en 1812 San Martin se suma a la lucha por la liberación y llega al país con toda la impronta masónica adquirida en Europa, ya que él fue iniciado en una logia de Cádiz y tenía muy buenos vínculos con la masonería londinense.

Fue así que no dudo en crear varias logias, todas llamadas con el mismo nombre “Lautaro”. Nombre que fue inspirado por un cacique araucano quien, en el siglo XVI, se había sublevado contra los españoles.

Para los Masones “Don José de San Martin” no solo es el Padre de la Patria sino también “el Gran Iniciado”

Desde la época de la Independencia hasta nuestros días la Masonería ha estado siempre activa trabajando en pos de la Republica y del acatamiento de las leyes.

En definitiva la Orden tiene como fin hacer hombres con poder de discernimiento, paladines de las libertades individuales y éticamente correctas.

En esta lucha por la defensa de los ideales de libertad, igualdad y fraternidad fue combatida también por las dictaduras más sangrientas como la de Franco, Mussolini, Stalin o Hitler. Pero siempre se mantuvo firme a sus principios.

Existieron épocas en las cuales la Masonería tuvo que estar más resguardada de los peligros externos, pero hoy en día se a tomado la iniciativa en la mayor parte de las Grandes Logias del mundo de salir a la sociedad y contarles más sobre el método iniciático y simbólico de la Orden, su historia y tradición. Y por sobre todas las cosas quitar ese velo de oscurantismo que se le coloco y que en parte la Orden no supo quitar a tiempo.

Hoy 300 años han pasado desde la decisión de esas 4 logias londinenses de llevar la masonería a un lugar elevado en la sociedad. Es y será el propósito de cada masón llevarlo adelante desde el propósito desde el núcleo central que es la familia, pasando por los amigos, conocidos y demás lugares de la sociedad donde se vincule. Teniendo un profundo amor por la Patria y defendiendo a mano de hierro los logros obtenidos.

Sin más me despido agradeciendo la oportunidad de escribir estas simples líneas recordando y evocando los 300 años de la Masonería especulativa."

Atte.
Juan María Martínez Leanes
M:.M:.

                  





miércoles, 29 de noviembre de 2017

UNA GRATA SORPRESA


En una reciente visita que realicé al Museo y Centro de Cultura de Tapalqué, tuve la grata sorpresa de encontrar en exhibición el juego de dormitorio que perteneciera a Álvaro Barros.

Fui amablemente atendido por la directora de la institución, María Hondarré, y un eficiente guía, el joven Pilo Santos. La Directora me hizo saber que los muebles de referencia fueron adquiridos por el Dr. Pablo Minellono (alma mater del Museo) en un remate realizado en Azul.

Si bien el Museo se encuentra en una etapa de transición, a la espera de la concreción de su nuevo edificio, pude apreciar la riqueza de sus colecciones.

Recomiendo a los amantes de la historia regional que se hagan una escapada a conocer tan lindo Museo, inaugurado el 7 de noviembre de 1942.

El 7 de Noviembre de 1969 paso a depender de la Dirección Provincial de Museos y desde 1977 pertenece a la órbita municipal.



sábado, 4 de noviembre de 2017

LA ADHESION DE LA LOGIA LOCAL


INAUGURACIÓN Y CONFERENCIA

El 3 de noviembre, como actividad realizada durante el XI Festival Cervantino de la Argentina, quedó inaugurada en el Museo Etnográfico y Archivo Histórico "Enrique Squirru" la muestra "FILANTROPIA-HERMETISMO-DUALIDAD. 150 años de Masonería en Azul".

Tras leerse adhesiones de la Gran Logia Femenina y de los integrantes de la actual Logia Azuleña, el acto se inició con una disertación del autor de este blog, titulada "Documentos para la historia de la Masonería en Azul. 1867-Agosto-1914" .

Luego de ello la Directora del Museo, Lic. Sandra Gabriela Adam procedió a dejar inaugurada la muestra, la que contó con la aprobación del numeroso público presente.

Entre los asistentes se encontraba el historiador azuleño Dr. Alberto Sarramone, quien donara al Museo valioso material masónico de su propiedad, por lo que se hizo público el agradecimiento de la institución hacia tan generoso gesto.  





miércoles, 25 de octubre de 2017

EL FUNERAL MASONICO DEL GRAL. NICOLAS LEVALLE

Me he referido con anterioridad a la trayectoria masónica del General Nicolás Levalle. Al respecto puede consultarse el siguiente post:

http://logiaestrelladelsud.blogspot.com.ar/2015/08/otros-hombres-del-ejercito-vinculados.html

Mas hojeando viejos números de la revista "Caras y Caretas", hallé una interesante crónica crónica de su funeral y sepelio, en la edición del 8 de febrero de 1902. 

Señala el cronista que "Más de 500 personas asistieron al funeral masónico oficiado en la Logia de la calle Cangallo, severamente decorada de luto, viéndose en el centro de la sala un túmulo cubierto con la bandera argentina y el uniforme del general. Hizo el elogio fúnebre el señor Augusto Belín Sarmiento, hablando después el maestro de ceremonias, venerable Terrón y luego, mientras la banda del 2º regimiento de infantería ejecutaba un himno marcial, se descorrió el velo que ocultaba un gran retrato al óleo del general Levalle".

La revista trae una imagen de ese funeral, la que a continuación reproduzco.




viernes, 22 de septiembre de 2017

ADVERTENCIA LEGAL

El contenido íntegro de este blog se encuentra registrado en la Dirección Nacional del Derecho de Autor bajo EX-2017-17739999- -APN-DNDA#MJ .

Por consiguiente, cuenta con la protección que la ley argentina otorga a este tipo de publicaciones.

Todo uso no autorizado del mismo será objeto de las sanciones que la normativa vigente establece.